Un colegio para jóvenes musulmanas en Granada

Aisha Zubillaga

1-  Quiero agradecer en primer lugar el gran trabajo  y el entusiasmo que emir Malik está desplegando para que La Escuela del Sheij exista. También  a Hayy Muhammad Mujtar por el esfuerzo inmenso que lleva haciendo desde hace años en su apuesta por la labor educativa. Son particularmente valiosas su reflexión constante sobre las  indicaciones y escritos sobre educación dadas por SAQ  a lo largo de muchos años, y sobre diferentes prácticas pedagógicas, así como su  participación activa como maestro en la  experiencia educativa de la Maestranza de Granada iniciada en 1990 y en la Fundación Educativa Al Ándalus.

También merecen un reconocimiento las personas que están  trabajando en Pulianas, educando a los pequeños y experimentando nuevos métodos.

2.- Durante este último año se han puesto en marcha entre nosotros la preparación de dos proyectos educativos para las jóvenes: el colegio para las jóvenes en Granada dentro de La Escuela del Sheij y el Lady Aisha’s College, en Ciudad del Cabo. Ambos son ambiciosos y van a requerir del esfuerzo de muchas personas  que estamos aquí y de otras que no están.

¿Qué he tenido en cuenta  a la hora de dibujar los elementos que van a configurar, inshallah, este colegio para niñas y jóvenes musulmanas?

En primer lugar, las indicaciones de SAQ, y también la experiencia educativa  que se ha realizado durante todos estos años y que se continúa haciendo ahora. Conversaciones con Hayy Muhammad Mujtar.

A esto hay que añadir mis visitas a las  Girls Public Schools en Ciudad del Cabo, que mantienen los rasgos propios del sistema inglés de educación privada  y las entrevistas  a varias alumnas de estos colegios. Lo que he visto en la mayoría de estas jóvenes, aunque no en todas, ha sido  un aprecio por la enseñanza que han recibido; por la atención y preparación del profesorado además de estimar el sistema de funcionamiento escolar. Y en todas ellas he percibido autoestima, confianza en la vida, facilidad de palabra y bastante independencia. Asimismo, en estos colegios la participación de los padres y de las madres en el colegio era activa y  muy positiva, apoyando a sus hijas y al colegio en general  Esto y las visitas a los colegios me han mostrado una enseñanza con muchos rasgos formativos de calidad en estos centros sudafricanos. Todo ello, unido a la reflexión sobre mi  propia experiencia en la enseñanza, es lo que ha nutrido (nutre) lo que voy a exponer ahora sobre el colegio en Granada para las niñas, para las jóvenes.

 

3.-Antes de continuar con este tema me gustaría hablar de Madame de Stäel

Madame de Staël  vivió en Francia en  el siglo XVIII  junto a  la corte de Luis XVI, ya que su padre, Jacques Necker,  fue ministro de finanzas de este. Al estallar la revolución en Francia en 1789, debido a su talante ilustrado, simpatizó con las ideas revolucionarias moderadas y mantuvo un salón donde se reunían las cabezas más brillantes de la época, se exilió de Francia a la caída de la monarquía y se instaló de nuevo en 1797 en  París. Más tarde, con la llegada de Napoleón, cayó en desgracia y sufrió el destierro de Francia. En el libro Diez años de exilio Madame de Staël relata esta época de su vida y hace una crítica implacable de Napoleón, pero esta no es la razón por la que cito este libro. Lo que esta escritora hace a la vez que desgrana este período de la historia de Francia, es juzgar a Napoleón y el comportamiento de muchos personajes públicos en relación con el poder absoluto que crea éste, con el prestigio, el mantenimiento de la riqueza y el comportamiento. Para ello la escritora utiliza una vara de medir que tiene en cuenta tres elementos: la conciencia moral que nace de la creencia en la Divinidad, la firmeza de carácter y la inteligencia. Describe a muchos personajes; unos  que tienen firmeza de carácter, son inteligentes y cultos  pero su conciencia moral es escasa y la someten a la ambición, ellos se pliegan a la voluntad de Napoleón aunque suponga un atropello para otros; otros tienen un sentido moral profundo, son inteligentes pero el carácter es débil, el miedo a las consecuencias de sus actos , a la pérdida de la posición social les lleva a mirar hacia otro lado; también  a quienes la falta de inteligencia y discriminación  aunque tengan las otras cualidades y ello les conduce a plegarse ante las órdenes injustas. Sólo muy pocos  personajes, entre los que ella muestra, unen las tres cualidades y son capaces de ejercer  su libertad con la generosidad, la  compasión y negándose a apoyar los atropellos. Claro está que pagaron un precio alto.

En esta parcela de su propia vida  la escritora da testimonio  de la exigencia de integrar  estos  aspectos dentro del ser humano. De que una persona superior debe cultivar dentro de sí misma estos tres elementos: la conciencia moral, la fortaleza de carácter y la inteligencia.

Y de la literatura, de la historia vamos a pasar a la pedagogía.

 

Objetivos de la Escuela del Sheij para las jóvenes

 

El lugar educativo que promovemos para las niñas y las jóvenes va a tener en  cuenta dos aspectos íntimamente unidos dentro de las mujeres: los rasgos personales, específicos que han de descubrir y desarrollar para conocerse a sí mismas y realizar su propio ser como seres humanos, y a la vez que ellas son el centro de la familia y proporcionan a  los niños y a las niñas los cimientos educativos dentro de ésta.

 

La puesta en marcha del colegio femenino que impulsamos va a favorecer  el reconocimiento de las cualidades positivas propias de las mujeres como son la compasión.  el cuidado y la conservación de la vida, que abarca a la familia a los niños, ancianos, a la tierra; la producción dentro de las casas, (como la costura, las conservas , la transformación de los alimentos en comida), el trabajo doméstico. Trabajos todos ellos que añaden bienestar y riqueza a la familia y a la sociedad  en la que viven, pero que son “invisibles”. Simplemente no se consideran trabajos de importancia  porque no se reflejan en las estadísticas. Hay que añadir también el lugar que las mujeres tienen  en la reproducción humana, la transformación física y espiritual que ellas sufren cuando dan a luz.

 

Si hablo en primer lugar de estas tareas, no es porque pretenda idealizarlas, ni hacer una mística de la feminidad, sino solamente hacerlas presentes, porque en la sociedad en la que vivimos hay una clara infravaloración de todas ellas. A lo  que nosotras aspiramos es a incluir en la educación de las niñas estos aspectos junto con todos los otros componentes necesarios en la formación de las jóvenes para que estas se conviertan en mujeres independientes que tengan un lugar de liderazgo cuidadoso tanto en la esfera privada como en la esfera pública.

 

Pretendemos que al finalizar los años de aprendizaje en el colegio La escuela del Sheij las  jóvenes-mujeres hayan crecido como mujeres conscientes de serlo, de tener su centro interior basado en la confianza en Allah y la sunnah del Mensajero, la paz sea con él,  y a la vez que tengan los instrumentos necesarios para ser miembros activos  y comprometidos que transforman la sociedad. El sentido de la pertenencia a un grupo, a un colegio con unos  rasgos específicos  y formar parte de un círculo de jóvenes  que comparten la misma visión del mundo será un elemento de identidad que en momentos difíciles les dará fortaleza para seguir hacia adelante.

 

 

I.- Un colegio internacional  y trilingüe para las jóvenes musulmanas

 

Será Internacional no sólo porque estará abierto a la ciudad y a recibir alumnas procedentes de otros países, sino además porque ofrecerá  una educación  trilingüe en castellano, inglés y francés dirigida a conseguir el siguiente  resultado final académico al acabar los años de escolarización:

1º Que las alumnas dominen el inglés y el castellano de manera fluida tanto escrito como hablado y conozcan el lenguaje específico académico  de cada asignatura en ambas lenguas. Estos objetivos los llevaremos a cabo de manera flexible y en relación con las alumnas que formen parte del grupo, que seguramente será de gran diversidad teniendo en cuenta la población musulmana que vive en Granada.  Se introducirá el francés  al final del segundo ciclo de la primaria y  el dominio del francés exigido  a las alumnas incluirá el conocimiento fluido de esta lengua, tanto oral como escrito, pero sin la misma exigencia académica requerida para el castellano y el inglés.

2º Que obtengan los resultados satisfactorios en los contenidos de cada asignatura.

 

Además de la expresión escrita, daremos particular atención a la expresión oral de las tres lenguas utilizando para ello, exposiciones orales, debates, programas de radio  y representaciones teatrales, entre otras actividades.

Es significativo que España que durante el siglo XIX y a principios del XX fue un país de grandes oradores en el terreno político, y en la vida social y cultural haya  perdido en gran manera el arte de conversar que se ha reducido muchas veces a fórmulas hechas.

 

 

 

II. Desarrollo de las cualidades del carácter.

 

 

Proporcionaremos  un  entorno estimulante y amplio en el que cada joven tenga la oportunidad de desarrollarse, recibir el apoyo para cultivar la exploración de la existencia, y una educación equilibrada que es académica, práctica y  artística.

Nos centraremos en el avance espiritual, físico, creativo  e intelectual de las alumnas de manera positiva y en el cultivo de las cualidades de carácter. La principal de ellas es el iman la confianza en Allah, el corazón de todo, a partir de ahí se extiende la confianza en la creación, en la familia, el profesorado, las compañeras. Desde esta base, que da forma a la percepción del mundo, se estimulará en las jóvenes la autoestima, la confianza en ellas mismas y sentirse valoradas. Una dinámica en la que las individualidades tengan lugar para ser ellas mismas, sin que sientan que vayan a ser empequeñecidas.  En todas sus tareas se les animará  a coger responsabilidades, a asumir riesgos y a aguantar en las situaciones difíciles; también a  avanzar en zonas desconocidas y a encontrar un equilibrio entre la necesidad del apoyo escolar  y sus propias capacidades para lidiar con los retos que la búsqueda del conocimiento, la vida social  les  presenta.

Íntimamente ligado a lo anterior, y formando parte del mismo proceso de descubrimiento de las cualidades nobles, estará el favorecer en la vida escolar la escucha a las necesidades del otro y una actitud activa de ayuda a las demás. En este sentido lo que proponemos no es ajeno a la vara de medir de Madame de Stael

Se impulsarán el entusiasmo, la creatividad y el buen estilo.

 

Educación para la vida y para la eternidad. Estas jóvenes  van a enfrentarse a muchos desafíos en el siglo XXI. El mundo que les rodea se transforma a una gran velocidad, los valores cambian, la tecnología tiene un lugar predominante en la sociedad y a la vez el sistema económico-tecnológico va mostrando sus fisuras, su  fragilidad profunda.

En mi caza por internet buscando colegios topé con uno de los colegios británicos más prestigiosos. Mirando la página web vi una foto sobre una  conferencia de una profesora invitada, el interés de la foto no estaba en  la conferenciante de pie hablando, sino en los micrófonos, que tenían escrito en la parte frente al público el nombre de la banca J.P. Morgan. Extrañada por algo tan chocante en un colegio, miré el contenido de la asignatura de Economía y uno de los textos básicos del curso estaba escrito por el economista e ideólogo ultraliberal de la escuela de Chicago, Milton Friedman, cuyo pensamiento es la base para gran parte de las reformas económicas que se están dando en Grecia, Italia, España y otros  países.

Pensé, tiene sentido. Entrenan a estas chicas muy bien, porque son parte de la élite de este sistema y así colaboran para que esta élite continúe perpetuándose.

 

En nuestro caso  creemos  que las jóvenes precisan descubrir los roles diferentes que han jugado las mujeres a lo largo de la historia. También comprender   las bases de la economía islámica y tener la  preparación histórico-política y técnica que  les ayude a entender los mecanismos activos en  las sociedades del pasado y de la actual, de manera que les permita planear por encima de las dificultades que se les presenten, para  tener un lugar propio que intervenga en la mejora de la sociedad  y que esté en consonancia con los modelos de actuación musulmanes.

 

III. Primaria, Secundaria

 

El colegio cubre una etapa de la existencia de las chicas que comienza cuando las niñas tienen 6 años, y finaliza cuando  acaban sus estudios convertidas en mujeres de 18 años. Años cruciales en el ciclo de vida de las mujeres: la infancia, la llamada adolescencia, y la llegada a ser mujeres jóvenes. Estas transformaciones tan importantes  ocurren a lo largo de los años formativos del proceso escolar, que,  atento a esta evolución, estará en sintonía con ellas.

 

Los años de la  primaria son quizás los más importantes en  la formación de los niños y niñas, ya que en ellos se  establecen los puntales sobre los que se van asentar las siguientes etapas. Por ello hay que dar una atención particular  a esto  principalmente con  un profesorado comprometido y bien formado

Durante la primaria, las niñas desde un conocimiento  integrado van a desarrollar las aptitudes de la lectura y de la escritura. Las niñas estarán expuestas  a partir de un centro de  interés a actividades variadas  de manera que haya un crecimiento armónico  general, que incremente conceptos, habilidades y valores necesarios para un trabajo posterior independiente.   En este período se dedicará atención a las trayectorias de cada alumna para diversificar algunos aspectos de su educación.

Tanto  la escuela primaria como el colegio  de secundaria tendrán una vida propia y una organización particular, pero no habrá una separación física, con un muro entre las aulas de primaria y las aulas de secundaria.  Sino que habrá espacios de encuentro entre las alumnas más jóvenes y las mayores

 

Durante la secundaria, se  incrementa y se   profundiza  el conocimiento  así como del alcance intelectual y  del interés en desarrollarlo. También se diversifican las asignaturas y se puede elegir entre ellas según los intereses propios. Esta es una fase en la que el pensamiento se despliega , aunque está enraizado en la rica experiencia  y las cualidades internas desarrolladas en los años anteriores de la escuela primaria.

Para ello una de las cualidades necesarias de cada profesor/a es la capacidad para motivar e inspirar  a las alumnas. Las profesoras aparecen ya  como  un modelo de referencia para las alumnas. Una referencia tanto  por sus conocimientos como por su comportamiento.

Métodos imaginativos dirigidos a desarrollar  y mantener vivos el interés de las niñas así como favorecer el trabajo independiente y pensamiento creativo libre, un valor importante para la adolescencia.

Junto a un mayor hincapié en las tareas académicas,  la vida social también adquiere importancia  y la responsabilidad dentro de ella.

 

Contemplamos  también tener  un internado a partir de los 14 años para un número entre 20 y 30 internas como máximo que permita estudiar en el colegio  a alumnas procedentes de otros países.

 

IV.-Movimiento y deporte

 

A lo largo de las diferentes etapas  se dará importancia al desarrollo físico a través del cuidado de la alimentación, y de las diversas actividades físicas (danza natación, atletismo …)

La danza:  La danza en sus diferentes vertientes es una disciplina que armoniza la relación mente y cuerpo, y a su vez desarrolla aspectos tan importantes como la coordinación física, la concentración, la expresión, la creatividad, la consciencia corporal, el enraizamiento sobre las plantas de los pies y por lo tanto en la tierra, la escucha grupal…

Deportes individuales, como la natación, el atletismo. El tenis, el medirse en la pista, la individualidad; el colocar la mente por encima de las emociones es particularmente adecuada en la adolescencia en la que las emociones están a flor de piel.

Habrá otros deportes en cambio en los que el trabajo del grupo y la estrategia colectiva es la base del juego como: hockey, lacrosse, baloncesto.

 

V.-  Creatividad. La creatividad es un terreno muy amplio que afecta a casi todas las áreas de la vida, y así ha de ocurrir en un centro escolar.  A la vez el colegio dispondrá, inshallah, de  un centro de creación que incluya: una sala de danza, otras de arte: pintura , escultura, mosaicos; una escuela de música; un aula de diseño y costura; fotografía , radio, medios audiovisuales.

 

VI.- La naturaleza, el ciclo de vida y los alimentos

 

Estará presente de manera constante, tanto en la observación del terreno, los cambios meteorológicos, como al estar en sintonía con las estaciones. Recibir la caída de las hojas, los frutos maduros del otoño, el frío y la nieve en el invierno. El resurgir de la vida en primavera. Los frutos tempranos del verano  y la explosión de calor. La situación  del colegio rodeado de plantas y agua es ya pedagogía.

Unido a ello exploraremos el ciclo de los alimentos y sus espacios. Cada uno de estos espacios es diferente y requerirá una manera de estar  diferente:

 

  • El primer espacio: el cultivo biológico (la huerta).  Habrá una huerta para el cultivo de diferentes verduras y árboles frutales. Aprenderán a trabajar la tierra con técnicas biológicas, cuidarán las plantas y los árboles y  conocerán de cerca el proceso de vida: nacimiento, crecimiento  y muerte de las plantas.
  • El segundo espacio: la preparación de los alimentos (la cocina). Hacer pan, saber preparar una comida completa de tres platos. Estarán  expuestas a diferentes métodos culinarios que les permita desarrollar sus habilidades en este campo. Aprenderán a hacer conservas (tomates, pimientos…), mermeladas siempre en relación con las estaciones, en los momentos de mayor abundancia de los frutos. Paralelamente a los dos años de bachiller, habrá una escuela de cocina.
  • El tercer espacio: el comedor. El comedor tiene particular importancia.  A partir de los 8  ó 10 años, las alumnas comerán juntas alrededor de  mesas en las que se mezclen chicas de diferentes edades. Las mayores tendrán la responsabilidad en cada mesa. Los móviles  no estarán permitidos

Así el momento de la comida reúne todos los días a gran parte de las alumnas del colegio con las profesoras  y estas pueden seguir el pulso del gran grupo. Proporciona el encuentro entre chicas de diferentes edades y puede favorecer la conversación entre ellas. Es el lugar donde se aprende la cortesía a la hora de comer, el reparto de lo que se les sirve, se acostumbran a comer de todo, se cuida la limpieza y  el servicio a las demás es constante.

 

VI.    Las casas propias de los centros privados británicos.

 

Los colegios para las jóvenes que siguen el modelo de los centros escolares privados británicos  en Sudáfrica, Girls’s Schools, tienen también la división de las chicas por casas. Casas que  no siempre tienen un lugar físico, excepto cuando hay alumnas internas, pero que crean una relación que cruza verticalmente el colegio desde los cursos superiores a los inferiores. Es una relación transversal que rompe la horizontalidad de las aulas y permite aprender a unas alumnas de otras y a las mayores a ejercer su responsabilidad y cuidado. Cada casa puede tener un equipo deportivo, que compita con el de las otras casas, preparar una obra teatral anual, tener un coro. En nuestro caso van a existir  las casas físicas, en las que los miembros de cada casa se reúnen, descansan y preparan actividades juntas

Como dice sidi Muhammad Mujtar, los jóvenes tienen 3 relaciones dentro del colegio. La relación dentro del aula con los compañeros/as y con los maestros y profesores, que es  horizontal y vertical a la vez; la relación dentro de las casas que cruza el colegio desde los mayores hasta los pequeños y la relación con el colegio en general que se da  en las reuniones de todo el centro en el salón de actos, y en el comedor diariamente; en las diferentes celebraciones de la vida musulmana y las propias del colegio a lo largo del año escolar.

Estas relaciones ayudan a salir de  la endogamia de la clase y de las camarillas que se crean muchas veces dentro de las clases y vinculan a las jóvenes con compañeras de otras edades y a todas ellas con el colegio del que forman parte.

 

 

Por último:

 

Quisiera señalar  otros elementos educativos: la participación de las familias y  la apertura a la sociedad. En los colegios privados  sudafricanos hay una parte de la actividad pedagógica llamada “trabajo en la comunidad”, que incluye alimentar a gente que lo necesita, visitas y ayuda a personas mayores, barrer las hojas en lugares públicos. No es una escuela separada de la sociedad, sino en comunicación con ella.

 

 

Para mí  el sentido de estas palabras es  expresar  el deseo de llevarlo a cabo y compartir con los que están aquí el momento en el que nos encontramos.

Estos son deseos, declaraciones de principios que se reflejan en el trabajo de dar forma  al colegio y  se expresan en el diseño arquitectónico de los espacios.

Llevarlo a cabo precisa de un colectivo de profesoras bien preparadas y entusiastas que estén apoyadas por  un grupo de padres y madres apasionados por el proyecto y acogidos por una comunidad que lo sienta cercano.

La puesta  en marcha de la Escuela del Sheij descansa en 3 patas: el propósito  pedagógico, espacios  adecuados  para ello y apoyo económico para que el propósito educativo se lleve a cabo. Las tres patas están  avanzando al unísono, mientras vamos preparando el equipo educativo y perfilando los planes de estudio, las otras dos patas del proyecto: la construcción del colegio y el apoyo económico siguen un curso paralelo.

As salamu aleykum[:]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *