“¡Veintitrés años y nada hecho para la inmortalidad!”

Islam da vida a la herencia de Occidente

Ahmad Gross

Granada, 25º de agosto 2014

¡Queridos participantes! Es un honor y una alegría para mí poder hablar con vosotros. En realidad, más que hablar lo que más me interesa es escucharos para conoceros. Mi charla durará unos 20 minutos. Luego hablaremos todos, inshaAllah. Nos hemos reunido aquí para conocernos. Tenemos un terreno magnífico para nuestra escuela. En Granada, como en todo Europa, tenemos una generación de niños musulmanes sin una educación adecuada. Lo que necesitamos ahora es un grupo de maestros que formen una escuela de excelencia, digna de su nombre. Supongo que las 15 personas que hoy estamos aquí, formamos ya una gran variedad de contrastes, de intereses, de capacidades, de talentos y de opiniones que pueden fácilmente llevarnos a distintas perspectivas y evaluaciones… Esta variedad es la riqueza y el espacio de este grupo inicial de la escuela. Como seres humanos, todos estamos llenos de carencias. Nos necesitamos el uno al otro. Recuerdo que hace años estábamos rezando un grupo de 20 personas en presencia de SAQ. El ambiente estaba cargado, era intenso. De repente, a nuestro Imam se le olvidó un ayat y se quedó paralizado, hasta que alguien de nuestras filas le ayudó. Después, el Shaij sólo comentó: „Nuestra comunidad es una comunidad complementaria.“ Desde que vine a Granada en octubre de 2011, he formado parte del equipo responsable de la financiación para la construcción de nuestra escuela y para un futuro mantenimiento de la misma a través de un Waqf que aún debemos crear. También di unas clases de mitología en nuestra escuela de madres en Pulianas. Con respecto al gran tema de la financiación de la escuela solo quiero recordar algo que es tan simple como profundo: Las cosas de la vida ocurren por una necesidad. Cuando hay un equipo de maestros y padres preparados que demandan una escuela, entonces aparecen todos los medios necesarios, inshaAllah. ¡Lo que pasa hoy aquí, entre nosotros, tiene más peso que lo que pasa cuando visitamos a un posible donante: le presentamos la escuela y luego él se pregunta cómo nos puede ayudar! Es la definición clave de SAQ sobre el dinero: Money follows energy! El dinero sigue a la energía. Y no al revés. De hecho: La pelota está siempre, siempre en nuestro campo. Quizá os preguntáis por qué Sidi Mohammed y yo hemos elegido a estos autores mencionados en el programa de estas jornadas. Aparte del elemento personal, ya que ellos han sido muy importantes en mi vida, también creo – y esto es mucho más importante que mi historia personal – que estos hombres ven la situación del mundo actual más claramente que otros. Nuestro Diwan nos enseña que Allah hizo el mundo con la luz del Profeta Muhammad, salallahu alaihi wa sallam. Si somos capaces de reconocer esta luz en los grandes de Occidente, podremos quizás ayudar a Europa a descubrir este secreto. SAQ insiste mucho en que entendamos nuestro tiempo, nuestra época para protegernos de sus peligros y así vivir vidas significativas. Además creo que estos autores pueden preparar a sus lectores para el descubrimiento del Islam. No solamente divierten al lector, también le conducen al centro de su vida: a su propio destino. A través de ellos, Allah ta’ala me llevó hasta el hombre más grande de nuestro tiempo, el hombre que inspira y guía esta escuela Shaij Dr. Abdalqadir As-Sufi, y a través de él al Islam, al Din al Haqq, que me ha enseñado cómo podemos vivir felices en una época llena de desgracias…Por esto, siento una enorme gratitud. La gratitud da alegría. Y la alegría nos lleva a la acción. Al que la elección de estos seis autores le resulte deficiente, puede leer las dos introducciones a las „Collected Works“ de Ian Dallas, que se pueden encontrar en internet (www.iandallas.org/pages/biography). Ahí también se encuentran muchos otros autores de la historia cultural de Occidente de 2500 años, empezando por Homero. Si se hiciera una lista de los grandes pensadores de la península Ibérica, desde Séneca, pasando por ibn Rushd, ibn Al Arabi e ibn Hazm, hasta Ortega y Gasset, tendríamos suficiente material para fundar Universidades enteras…¡Qué Allah nos dé siempre la facultad de distinguir qué conocimiento es útil y cuándo se debe aplicar! Escuela. Maestros. Todos tenemos recuerdos de nuestra etapa escolar y de los maestros que hemos tenido hasta ahora. Yo tuve buenos profesores y un tiempo bueno en la escuela. Cuando terminé mi Abitur, que corresponde al bachillerato y a la selectividad de aquí, estaba impaciente por llegar por fin a la Universidad, donde estaban los adultos, los verdaderos maestros! Pero en cuanto llegué allí, empezó para mí una etapa llena de decepciones. Casi no encontré ningún profesor que me apasionara y del que quisiera aprender algo. Infeliz y confuso, dejé enseguida la Universidad para empezar el bonito oficio de técnico dental que estudié por tres años. Sin embargo, mis intereses intelectuales, y en particular estos autores que no me dejaban tranquilo, me conducían, en paralelo a mis estudios de técnico dental, hacia la Universidad una y otra vez. Fuera de la Universidad, asistí a un círculo privado de lectura que daba un docente universitario, un proscrito, que fue para mí el profesor más interesante que he conocido de la Universidad, un maestro verdadero. Curiosamente, sólo entonces, cuando ya había abandonado la carrera académica formalmente, encontré un maestro. Había sido discípulo de Heidegger personalmente, y a parte de su trabajo en la Universidad, ofrecía en su casa lecturas privadas con sólo tres o cuatro estudiantes. No buscábamos títulos académicos, sino el conocimiento mismo. Fue en su casa donde por primera vez en mi vida, conocí de manera consciente a un musulmán. Ese hombre, Umar Kohl, era entonces estudiante de SAQ. Nos conocimos, nos tratamos y al final me presentó a SAQ… Había perdido mi carrera académica, pero gané la felicidad de mi vida. Quien esta en presencia de SAQ por un tiempo, puede aprender en un espacio de tiempo muy corto, muchísimas cosas, como por ejemplo: la diferencia entre los libros y un maestro en persona, la diferencia entre la cantidad de información que pesa sobre uno y la calidad de un conocimiento que ayuda a mejorar tu vida. Reconoces la importancia de tu estado, observando el mundo, porque el mundo es nuestro espejo. Aprendes qué es el mundo, Dunya, y qué es el hombre. La tarea que tenemos en este mundo. Quien es el Profeta Muhammad, sallallahu alaihi wa sallam. Quien es Allah. En algún momento te das cuenta de que con SAQ estás tratando con un gran maestro de la más elevada de todas las ciencias, el conocimiento de la purificación y de la transformación del corazón: Tasawwuf. El mundo, uno mismo se abre y se transforma. SAQ nos da el regalo incalculable de poder entender y ordenar toda la tradición espiritual de Occidente, todo el pensamiento desde Homero hasta nuestros días y así hacerlo útil para nuestro futuro. Yo supongo que él ha visto “la imagen completa” y por eso sabe el lugar donde debe estar situada cada pieza. Quien conozca a SAQ sabe que no hay tarea más bonita que proteger, mejorar y transmitir a niños y jóvenes lo mejor, el talento que Allah nos ha dado a cada uno, cada uno poseemos algo diferente, algo único. Este es nuestro trabajo, esta es nuestra recompensa como maestros. No es posible presentar de manera adecuada en 20 minutos a seis de los más grandes escritores de la Edad Moderna y su significado para nuestra escuela, pero como no quiero pasar por alto a ninguno de ellos, seré breve, homeopático. ¡Y no digo ni una palabra sobre el idioma universal que es la música! Bach, Mozart, Beethoven, Wagner! Entonces, vamos a los seis autores, en orden cronológico. Goethe (1749-1832) -La auto-educación como meta en la vida -El Fausto de Goethe quiere descubrir el orden más interno de la Naturaleza/de la creación -Superar el dualismo, observar la unidad -con Goethe, la Europa de la Edad Moderna se abre al Islam Como todo espíritu grande y universal, Goethe es también un mundo. ¿Cuánto se ha dicho ya de él? El poeta alemán más grande, ministro, funcionario, científico, teórico del arte, director de teatro. Cuando yo me entusiasmaba hablando del poeta alemán Hölderlin, genial y romántico, SAQ siempre me indicaba que Goethe era mucho más importante. Goethe fue uno de los pocos poetas que lograron superar la dualidad platónica y cristiana de 2000 años entre arte y vida, ideal y realidad, teoría y práctica, etc.. El vivió como un rey y siempre busco la gran visión de la unidad de la existencia. Mientras que muchos poetas acabaron solos o incluso locos, Goethe se educó a sí mismo y a sus lectores y salía de cualquier crisis siendo aún más sabio. Leyó el Qur’an y desarrolló una gran admiración por el Profeta Muhammad, sallalahu alaihi wa sallam. Las cosas que dijo y escribió le llevaron a SAQ a declarar a Goethe en 1995 como musulmán en un fatwa. Para SAQ, „Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister“ de Goethe fue un libro decisivo para su propia vida. Wilhelm comienza su andadura siendo actor y acaba formando parte de la así llamada “sociedad de la torre” que pretende mejorar la sociedad humana. La lectura de este libro obliga al lector a respirar más despacio ya que utiliza frases largas; nos lleva a nosotros los lectores al viaje de la vida de Wilhelm y al final, terminamos el libro asombrados y felices. La educación de Wilhelm, el estado en que se encuentra la sociedad y nuestro destino son los temas de este libro. El libro de SAQ “Book of Strangers” (El libro de los extraños) es, por así decirlo, su versión de “los años de aprendizaje”. 60 años después de la muerte de Goethe (1883-1897), Rudolph Steiner publicó los escritos sobre ciencias de Goethe. Reconoció en el método de conocimiento de Goethe una alternativa a la interpretación materialista y mecánica de la Naturaleza, dominante hoy. El físico y premio Nobel Werner Heisenberg (1901-1976) concluyó su ponencia de título “La imagen de la Naturaleza de Goethe y el mundo técnico-científico” (Weimar, 1967), con las siguientes palabras: “(…) los peligros son tan amenazantes como Goethe preveía. Pensamos por ejemplo en la pérdida del alma humana, en la abstracción (despersonalización) del trabajo, en lo absurdo de las armas modernas o en la fuga hacia la locura, que ha tomado la forma de un movimiento político. El demonio es un señor poderoso. Pero el espacio luminoso, que Goethe podía reconocer penetrando en cualquier lugar de la Naturaleza, también se hace visible en la ciencia moderna, allí donde ella indica el orden grande y unitario. Nosotros podremos también ahora aprender de Goethe que no debemos dejar que otros órganos se atrofien en favor de uno, que es el análisis racional; que es mucho más importante entender la realidad con todos los órganos que nos han sido dados (…)” SAQ ha mencionado en repetidas ocasiones una frase de Goethe: „La Naturaleza no es un sistema“. En su Fausto, (Primer Acto de la segunda parte, en la escena Corte Imperial), Goethe describe de manera ilustrativa como Mephisto/Schaitan inventa el papel moneda para el emperador en bancarrota. Y Goethe hizo esto en los años de la revolución francesa, cuando de hecho el papel moneda se introducía en el mundo en grandes cantidades, 100 años antes de Hilaire Belloc y Ezra Pound (ambos críticos vehementes de la usura) y 200 años antes de la crisis financiera de nuestros días. En fin, ¡Goethe es un mundo! Tres citas: „Es la duda lo que convierte algo bueno en algo malo.” (“Ifigenia en Táuride” acto 5, escena 3) “Es el instante, el que decide sobre la vida del hombre y sobre todo su destino” (“Hermann y Dorothea”, V, 57) “Si tomamos a las personas tal y como son, las estropearemos; pero si las tratamos como si fueran lo que deberían ser, las llevaremos hasta donde son capaces de llegar.” (Therese cita a Natalie) ¿No contiene esta frase (de “Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister”) una pedagogía entera? Lectura recomendada:

“Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister” (1795).
J. P. Eckermann: Conversaciones con Goethe en los últimos años de su vida (1836-1848)
Cuando lees los recuerdos famosos del secretario de Goethe, Eckermann, ¡parece que estás en presencia de Goethe, que lo ves y lo escuchas hablar! Nietzsche dijo incluso de este libro que era “el mejor libro alemán” (“Nietzsche: Humano, demasiado humano”, II) Schiller (1759-1805) -Libertad en el destino -Mejora del hombre a través de la educación estética -El poder de la alegría Goethe quería entender el mundo. Schiller quería cambiar el mundo. En su juventud vivió en el cuartel de una escuela militar y tuvo que huir a otro ducado para vivir su vocación como escritor. Odiaba la injusticia social y quiso cambiar la sociedad. Schiller descubrió que el poder para transformar algo está en la alegría. SAQ dice sobre Schiller en un texto de su página web (“Jack White, una medicina para Egipto”, 14 de enero de 2013) que Schiller es “Paladín de la libertad y en guerra con la tiranía”. Su obra llama a la alegría y produce alegría: “consciente de que, sin ella, la energía de la independencia no podría aparecer (…) Schiller (…) sabía que la alegría era la fuente dinámica de la alegría en sí -de la que procede toda la actividad- y la libertad es su resultado.” Para entender mejor esto, escuchad (por ejemplo, en internet) los últimos diez minutos, el famoso cuarto movimiento de la novena sinfonía de Beethoven y leed el texto correspondiente, su “oda a la alegría”. (Preparad los pañuelos!) Schiller es el poeta de la alegría, el poeta de la lucha por la libertad. Hace años, cuando vivíamos en la ciudad de Goethe y Schiller, Weimar, SAQ dijo sobre la vieja pregunta de cuál de los dos fue más grande, que la obra de Schiller le parecía más importante para nuestro tiempo…Goethe busca la visión de la unidad. Schiller quiere la liberación de la injusticia. Citas de una sola frase famosa, sacadas de sus dramas y escritos teóricos, que son muy típicos de Schiller: “¡Veintitrés años y nada hecho para la inmortalidad! (“Don Carlos” II, 2) “El arte es una hija de la libertad” (“Cartas sobre la educación estética del hombre”, carta 2) “Nada temo, nada, excepto a los límites de tu amor.” (“Intriga y amor” I, 4/Ferdinand) “El Universo es un pensamiento de Dios.” (Philosophische Briefe: Theosophie des Julius, Die Welt und das denkende Wesen) “(La) obra de arte más completa de todas, (es la) obra de una libertad política verdadera” (“Cartas sobre la educación estética del hombre”, carta 2) “¿La mayoría? ¿Qué es la mayoría? La mayoría es una tontería, // Entendimiento han tenido siempre sólo unos pocos.” (Demetrius / Príncipe Sapieha, “Demetrius”, 1805) “Dígale que no debe olvidar sus sueños de juventud, cuando se haga un hombre.” Marqués de Posa a la reina (“Don Carlos”, 1787/1788) “El hombre crece con sus metas más elevadas” (“Wallenstein”, 1799) “Es el espíritu el que construye el cuerpo” (“Wallenstein”, 1799) (¡es el fin del materialismo!) “Y si no arriesgáis la vida, nunca la ganaréis.” (“Wallenstein”, 1799) Nuestros alumnos deberían conocer la obra de Schiller. Deberían representar junto a las obras de Shakespeare, también las de Schiller, porque son teatro en estado puro, dramático, apasionante y profundo a la vez, porque Schiller cree que el hombre es capaz de hacer cosas grandes, de ser un héroe. Schiller ve la vida como un desafío que uno debe confrontar. En un tiempo de injusticia global, él pregunta al mundo: ¿Dónde está vuestra libertad? “¡Veintitrés años y nada hecho para la inmortalidad!” Lectura recomendada: Don Carlos (1787/1788) Nietzsche (1844 – 1900) -Liberación de la cárcel del cristianismo -Diagnóstico de la enfermedad de nuestro tiempo (Nihilismo, la vida sin metas) -Indicación hacia el Islam A mi me cuesta leer. Pero Nietzsche es el único autor del que me leí todas sus obras cuando tenía veinte años. Como entonces no tenía ningún maestro vivo, hice de la liberación de Nietzsche de la moral cristiana, de su advertencia sobre el nihilismo moderno y de su búsqueda de maestros mi salvación. Ordenó el caos que tenía en la cabeza, me entusiasmó y me dio fuerzas para comenzar la búsqueda de un maestro vivo. El autor alemán Gottfried Benn (1889-1956) dijo sobre Nietzsche: “En realidad todo, sobre lo que mi generación ha discutido (…) se puede decir que sufrió, o se puede decir que trataba detalladamente, todo eso ya lo había tratado, agotado y encontrado su formulación definitiva Nietzsche. Todo lo que vino después era exégesis [Tafsir]. Su manera peligrosa y brillante, su sintaxis inquieta, su renuncia a cualquier idilio romántico y a cualquier lugar común, su descubrimiento de la psicología de las pulsiones (…) Todo el psicoanálisis, todo el existencialismo, todo eso es su obra. (…) Nietzsche es el fenómeno de radiación más grande de la historia del pensamiento occidental.” (Conferencia de Gottfried Benn: “Nietzsche, 50 años después”, 1950) ¡Nietzsche llegó a ser catedrático de filosofía clásica en Basilea (Suiza) con tan sólo 23 años! Pudo reconocer que la educación moderna era decadente porque conocía perfectamente cuál era la educación verdadera en Europa desde el tiempo de los antiguos griegos y porque Nietzsche era un excelente profesor. Al final de su vida, también Nietzsche, como Goethe y Rilke, comenzó a descubrir lo fascinante del Islam. Tres citas: “La historia trata principalmente (…) de malas personas, que más tarde han sido declaradas como buenas.” (“Aurora. Reflexiones sobre los prejuicios morales” 1881. Aforismo 20) “No hay ganador que crea en el azar” (“La ciencia jovial” 1882. Aforismo 258) “Los pensamientos que llegan como los pasos de una paloma, dirigen el mundo.” (“Así habló Zaratustra” 1883-1885. Segunda parte, la hora más tranquila) Lectura recomendada: “Más allá del bien y del mal” (1886) Rilke (1875-1926) -Búsqueda y alabanza de Allah Rilke es un poeta. Como él ve con el corazón, abre los ojos del lector. A través de sus viajes a Andalucía, Egipto y Túnez, empezó a conocer el Islam. A los que estén interesados les puedo dar mi texto “Rilke y Islam” (que de momento sólo está en alemán y francés), donde he recopilado muchas de sus frases acerca del Islam, de Allah y de la religión. Rilke anima a los jóvenes para que no piensen que están solos en el camino. Cita: “La religión es algo infinitamente simple, ingenuo. No es un conocimiento ni el contenido de un sentimiento (…), no es ni un deber ni una renuncia, no es una limitación: sino que en la extensión perfecta del universo es una dirección del corazón. (…) Que el árabe a unas horas determinadas se vuelva hacia el este y se postre, eso es religión. Apenas es “fe”. No tiene contrario. Es un estar en movimiento natural dentro de la existencia, a través de la cual tres veces al día el aire de Dios pasa, con sólo ser al menos: flexibles (…)” (Carta a Ilse Blumenthal-Weiß del 28.12.1921) Lectura recomendada: -“Cartas a un joven poeta” En youtube se puede encontrar como audiolibro en castellano completo. Heidegger (1889-1976) pregunta: ¿Qué es el hombre? -¿Qué es la técnica? -¿Qué es el Ser? Sobre Heidegger no voy a decir casi nada porque me gustaría recomendaros que leyeseis la brillante conferencia de Shaykh Abdalhaqq Bewley (Reeducación islámica de raíz) que dio el pasado enero aquí. Aparte de SAQ, también Rais Abu Bakr, Shaykh Umar Vadillo e Ibrahim Lawson buscan la trascendencia que tiene Heidegger para nosotros. Heidegger profundizó en la advertencia de Goethe sobre los peligros de las máquinas. Su mensaje central es: Desde Platón, Europa sólo ha pensado en la creación (“lo existente”) y se ha olvidado del origen básico de todo “lo existente”, el creador, o como Heidegger lo llama: “el Ser”. Heidegger es uno de los pensadores más grandes, que sólo se dan un par de veces en milenios. Cita: La descripción del “Ser” de Heidegger se encuentra en el discurso mencionado de Shaykh Abdalhaqq Bewley. Lectura recomendada: “El sendero del campo” (1953) (texto brevísimo de 3 páginas) “¿Qué es Metafísica?” (1929) En internet podéis encontrar muchos textos en castellano de Heidegger. Ernst Jünger (1895-1998) -Libertad del individuo en el orden divino La lectura y e ver le visto con mis propios ojos a Ernst Jünger (en 1989 en Bilbao cuando le otorgaron por primera vez el titulo de doctor honoris causa en la Universidad, solicitado por Dr. Abdulbasir Ojembarrena) me dio un ánimo enorme. Los escritos de este soldado de dos guerras mundiales y testigo de los acontecimientos de todo un siglo (murió con 103 años) da al lector valentía y sosiego. En su “biografía” (www.iandallas.org), SAQ llama a Ernst Jünger “mi amigo”. Entre otras cosas, dice de él: “(…) Jünger completó para mí todo un mosaico del entendimiento. Heidegger, Jünger y Belloc sostuvieron un mismo punto de vista que exigía el reconocimiento de lo Divino, un orden cívico, y lo más importante, un darse cuenta de que el gobierno debe personificarse en una única persona (…)” Jünger es una inspiración para la formación de líderes responsables en nuestra escuela. Cita: “En su totalidad, el mundo es maravilloso.” Lectura recomendada: “Venganza tardía – Tres caminos a la escuela” (1998) “La emboscadura” (1951) Conclusión: La herencia de Occidente es un desierto muerto si no lo regamos con el agua del conocimiento de nuestro Din. Para nuestros niños, estos seis autores ofrecen modelos del ser humano: Goethe, el rey, Schiller, el luchador, Nietzsche, el bailarín, Rilke, el Faqir, Heidegger, el pensador, y Jünger, el viajero. Nuestra escuela estará abierta a toda la Umma del Islam. Pero como está situada en Europa, inspirada y gestionada por musulmanes de Occidente, conviene que sepamos reconocer lo mejor de su herencia para devolver el Din a esta tierra, inshaAllah. El Dallas College y el Lady Aisha College sirven ya a jóvenes adultos (a partir de 16 años). Así que nosotros tenemos la tarea de cubrir el gran espacio que comprende desde la infancia hasta la selectividad (7-18 años) la etapa escolar, primaria y secundaria. Si pensamos en la escuela, quizás recordemos la estupenda frase de George Bernard Shaw: “El único momento en el que mi educación fue interrumpida, fue cuando iba a la escuela”. Esta frase es una advertencia para nosotros. A lo mejor, estuvisteis en las conferencias de Jalid y Zoraya Vadillo, en las jornadas educativas de 2013 y 2014 respectivamente. ¿Recordáis el orgullo, la gratitud, la luz y la chispa en sus ojos cuando hablaban de “mi escuela”? Termino con Ortega y Gasset: “Vivir es constantemente decidir lo que vamos a ser.” ¡Muchas gracias!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *